Ingeniera jóven revisando la plataforma de industria 4.0 ibisa

La Inteligencia Artificial, Artificial intelligence o IA, es la simulación de procesos de inteligencia humana por parte de máquinas, especialmente sistemas informáticos.  Incluye el aprendizaje (adquisición de información y reglas para el uso de los datos), el razonamiento (usando las reglas para llegar a conclusiones aproximadas o definitivas) y por último,  la autocorrección.

Inteligencia Artificial es cualquier software que replique capacidades humanas, ya sea para tareas específicas o para tareas más amplias. El desafío es que sean capaces de entender y reaccionar con el entorno a un nivel más profundo.

Alan Turing, el matemático britanico que fue capaz de descifrar la maquina Nazi, Enigma, fue el primero que lanzó la pregunta de si las maquinas pueden pensar, y propuso un método para averiguarlo: “El Test de Turing”, este test se cumpliría cuando un humano interactuara sin saberlo con una maquina y fuera capaz de distinguir que esta no fuera un humano.

Pero el punto de partida real, fue la conferencia en la Universidad de Dartmouth, en el año 1956, cuando John McCarthy, Marvin Minsky y Claude Shannon, acuñaron el término Inteligencia Artificial y lo definieron como:  “La ciencia e ingenio de hacer máquinas inteligentes, especialmente programas de cálculo inteligente”. Desde entonces, la inteligencia artificial ha dejado atrás incontables mitos, para convertirse en algo mucho más cercano de lo que imaginamos.

No hay robots en cada casa que hagan olvidar todos nuestros problemas domésticos o que nos hagan compañía”. No hay un sistema complejo que domine nuestras vidas como imaginaron los autores de ciencia ficción. Sin embargo, el smartphone o teléfono inteligente, es un claro ejemplo de inteligencia artificial, pues en este dispositivo los seres humanos son capaces de realizar y llevar a cabo múltiples tareas cotidianas, tales como: ver películas, comprar artículos, tomar fotografías, e incluso, alojar información en la nube.

El desarrollo de las grandes empresas tecnológicas ha acelerado un proceso que va a tener un mayor impacto en la vida de los seres humanos. Las máquinas tienen más capacidad que los seres humanos para reconocer patrones, algo que será muy útil en el diagnóstico de las enfermedades, pero aún son incapaces de comprender de manera asociativa, como lo hacen los humanos.

Todavía queda mucho camino por delante, por lo que los expertos han acuñado a una siglas en inglés: FATE:

  • Fairness: la tecnología tiene que ser justa y no discriminar, tiene que haber garantías de que se trate con igualdad.
  • Accountability: tenemos que tener muy claro a quién se atribuye la responsabilidad de las consecuencias del uso de estos sistemas.
  • Transparency: es muy importante que sea legible y que se explique en términos no técnicos; que sea comprensible por un ciudadano o una ciudadana media. Entender cómo funcionan estos sistemas que se están creando, qué tipos de datos se están utilizando, cómo los están utilizando, etc. 
  • Ethics: hay que asegurarse de que el uso y aplicación de estos sistemas y su desarrollo, están de acuerdo con el conjunto de valores éticos y principios que como sociedad respetamos y aceptamos.

Quizás te pueda interesar: Inteligencia artificial y su efecto en la industria 4.0

El ser humano le ha enseñado a las máquinas a leer, escribir, hablar, traducir, hacer operaciones matemáticas, entre otros. Si bien la mano humana ha formado parte fundamental en este aprendizaje, hoy en día ya no es necesaria gracias a los avances en el conocido Machine Learning

¿Qué es Machine Learning?

Machine Learning es un modelo tecnológico que le permite a los programas aprender e implementar  mejoras por sí mismos.  Si bien están construidos por una persona, la idea es que el sistema se nutra de manera independiente de información externa, identificando patrones complejos en millones de datos. 

En el pasado, los computadores solo podían hacer aquello para lo cual habían sido programados. Pero con esta tecnología podrán adquirir conocimiento de acuerdo a sus experiencias, así como los humanos.

Si bien esto puede parecer algo asombroso, es importante saber que el Machine Learning ya está siendo implementado en muchas áreas y dispositivos, tales como: smartphone, Gmail (servicio de correos), Plataformas o software de industria 4.0, redes sociales como Facebook e Instagram, entre otros. Este tipo de tecnologías avanzadas aprenden constantemente sobre el comportamiento humano, logrando así, predecir patrones que pueden representar cambios importantes.

Lo cierto es, que conforme pasa el tiempo, se van logrando mayores avances en la inteligencia artificial, que ya está empezando a ser parte esencial de nuestras vidas, sin que nos demos cuenta.

También te puede interesar: Transformación Digital en la Industria 4.0 – Plataforma ibisa

Inteligencia Artificial en las Empresas de la Industria 4.0

La inteligencia artificial va más allá de cómo hemos utilizado la tecnología hasta ahora en las empresas para automatizar. La IA permite hacer eso, pero también permite innovar y hacer cosas que hasta ahora no eran posibles.

En la industria 4.0 las máquinas reactivas con memoria, al día de hoy, aprenden y toman decisiones con base a su experiencia, las cuales son las que están añadiendo mayor eficiencia y productividad dentro de la cadena de valor de la industria.

La inteligencia artificial es la habilitadora estrella de toda la industria 4.0, porque esto va a permitir realizar procesos que al día de hoy son impensables, los cuales van a dotar de esa inteligencia a las máquinas y más concretamente del Machine Learning; que es la parte de la inteligencia artificial que nos permite hacer un aprendizaje continuo del  funcionamiento de una fábrica, estableciendo procesos y trabajo colaborativo hombre-máquina. 

Leer más sobre: Inteligencia artificial en la predicción de fallas de la industria petrolera donde cada segundo cuenta

Plataforma de Industria 4.0 ibisa

La gestión de datos es la esencia del negocio, en ese sentido, el primer reto para las empresas es lograr esa integración de datos de todas las fuentes que se tienen. Se trata de convertir toda esa información, procesarla y refinarla, para lograr los principales objetivos a corto, mediano y largo plazo que la empresa se proponga.

Lo que motiva a las empresas es la sofisticación de un modelo matemático y/o modelo predictivo que logre impactar la venta en los mercados. El principal objetivo de las empresas que implementan modelos predictivos de Inteligencia Artificial, se basa en aprender.

Con la Plataforma de Industria 4.0 ibisa es posible predecir y anticiparse ante posibles fallas que se puedan presentar en la producción, bien sea para empresas del sector Manufactura, Industrial, Hidrocarburos, Industria Pesada, entre otros.

La Plataforma de industria 4.0 ibisa es la solución ideal para aquellas empresas que quieren apostarle a la transformación digital, permitiendo visualizar todos los datos de tu planta industrial en una sola pantalla.

Recibe una asesoría gratuita y conoce cómo optimizar tu planta de producción.